In the Earth

In the Earth (2021)

Poco había oído hablar de ‘In the Earth’, más allá de su mención en alguna cuenta de Twitter, el último trabajo de Ben Wheatley como director, y presentado en el festival de cine de Sitges del año pasado. La definición de esta obra como un ejercicio extremo de eco-terror no hacía más que ponerme los dientes largos. Y una vez visionada, puedo decir, que siendo una obra difícil de analizar y asimilar, quizás su reposado posterior ayude a los espectadores a saborear mejor su propuesta.

Y es que, a pesar de que la película me dejó un sabor agridulce una vez terminada, he estado pensando en ella días posteriores, algo ha hecho que vuelva a recordarla. Y esto, no suele suceder con las producciones comerciales actuales (no diré nombres), cada vez más sobre explotadas sobre sí mismas, cuyo único valor reside en “intentar” hacernos pasar un mal rato a base de jumpscares y herramientas clichés (a veces ni eso consiguen), sin una preocupación artística y narrativa de la propia obra que nos haga plantearnos diversos temas más allá de los típicos. Y que una vez vistas, se suelen olvidar, para pasar al siguiente visionado.

Martin es un científico enviado a una zona forestal del Reino Unido para continuar los estudios de la Dra. Olivia Wendle, su amiga y expareja. Junto a Alma, la guía que lo acompaña en la travesía, emprenden su camino por un frondoso bosque, que pronto se convertirá en un aterrador viaje.

Seamos sinceros. Ben Wheatley es un director peculiar, tan alabado como criticado. Si bien es cierto que no soy un gran seguidor de su filmografía, ciertas escenas me sacaron de contexto por considerarlas ligeramente humorísticas, algo que posteriormente me di cuenta es común en el trabajo del cineasta. De hecho, Wheatley aborda una variedad de géneros en su último trabajo. Con un comienzo que alude a la pandemia actual (y que meramente actúa de contexto narrativo), ‘In the Earth’ gira bruscamente desde un drama de supervivencia a una especie de slasher, para luego tomar tintes de folk horror y ciencia ficción.

Pese a tanto giro, todo se siente “real”, y es quizás gracias a ese aura de misterio que rodea toda la película, la que consigue mantenernos pegados frente a la televisión; ese tono extraño, e incluso en ocasiones de desasosiego, el que nos hace seguir como lo hacen los personajes en su camino.

In the Earth

Pese a tanto giro, todo se siente “real”, y es quizás gracias a ese aura de misterio que rodea toda la película, la que consigue mantenernos pegados frente a la televisión; ese tono extraño, e incluso en ocasiones de desasosiego, el que nos hace seguir como lo hacen los personajes en su camino.

‘In the Earth’ podría evocar en su temática a ‘El Proyecto de la Bruja de Blair’: dos protagonistas se adentran en un bosque y descubren que algo antinatural aguarda en su interior. Sin embargo, en este caso, al finalizarla, podríamos correr el riesgo de quedarnos con algo ligeramente atractivo, pero muy abstracto que nos cuesta entender.

No sabemos si Wheatley plantearía así la obra, y su objetivo era dejarnos algo confusos al terminarla. Aún así, el film ha logrado rondarme la cabeza un par de días después del visionado, eso sí, quizás más a causa de su propuesta extravagante, que a una fórmula efectiva como película de terror. Lo que no podemos negar es la capacidad del director de hacer sugerir al propio espectador y provocarle sensaciones nuevas.

Por ello advertimos que, estamos ante una obra a la que hay que adentrarse con cautela, que tiene cierto aroma experimental, pero que su visionado merece la pena si os gusta lo diferente, y no solo apostáis por lo convencional.